sábado, 25 de enero de 2014

Crónica de banda sonora en el mercado

Fuimos al súper del Barrio (El Leal) a comprar miel de abeja made in Allende y la música ambiental que tenían cuando entramos era "El preso de Nuevo León", himno no oficial de estos territorios que hace palidecer al corrido de Monterrey.
Estaba tan buena la banda sonora que anduvimos divagando y seleccionando otros bienes de segunda necesidad para hacer algo de tiempo.
Al hacer fila para pagar tenían un corrido que hace años no escuchábamos pero sabemos desde niños; así, ya en la caja, recordamos-cantamos a coro en nuestra mente las estrofas finales de esa tragedia:

Rodolfo pensó rendirse
cuando rodeado se vio
pero prefirió morirse
y fue quien el fuego abrió
llevándose por delante
a la que lo denunció

Cinco muertos al instante
tres rinches y una mujer
y también un traficante
nativo de Monterrey
adió Sultana del Norte
cuando te volveré a ver.

Estaba tan buena la música que pensamos comprar un veinticuatro y ponernos a pistear en la tienda (me dicen el 24/entre la gente importante/mis amigos y parientes/también me llaman Tecate...)
pero nos acordamos de Nydia Prieto y pensamos que sería muy bochornoso que viniera sacarnos a rastras estilo del Tenampa, así es que salimos del súper y regresamos al hogar, sobrios de alcohol y borrachos de música.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada