sábado, 25 de enero de 2014

Miedo

¡Nombre!, que bueno que no te vio el doble de espíritu de la señora esa, ¡vieras el miedo pánico térroreo que le tienen las almas nocturnas voladoras a los vivos terrestres despiertos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada